Extractos de Tony Poett

-------------------------------------------------------------

Encuentro

 

Ahí hay otro, otro despierto.
Somos pocos bajo la luna
y nos envolvemos de silencio

 

Entre brujos y ladrones
Nos dejamos llevar por el viento.
Las luces rojas, más arriba
Nos guían por los sueños

 

Ellas y nosotros
la noche,  las nubes
y la eternidad.

 

-----------------------------------------------------------------------------------

Soledad de adentro hacia afuera
frontera invisible,
infranqueable.
Estufa rota
espejo quebrado
mueca triste.
Invierno en la mirada de hielo.

------------------------------------------------------------------

 

El rompecabezas se mojó
y las piezas ya no encajan.
Tijeras y pegamento.
Armar todo de nuevo.

------------------------------------------

Optimista

¿La ves? ¡Está ahí enfrente!
Liviana como el aire
Ancha como un planeta.
Transparente pero de colores. 

No tiene límites
pero puede ser encontrada
en cosas muy pequeñas. 

Si miras directo al sol,
aunque se te quemen los ojos,
podrías llegar a verla. 

Incluso con todas las estrellas muertas
si haces que las pupilas se acostumbren
también tu podrías ver la magia.

-------------------------------------------------

Gravedad

Todo
cae
igual
de
rápido

.

------------------------------------------

 

Al inquisidor

 

El lenguaje parece insuficiente para que puedas entender. Deberías ver la hoguera a través de mis ojos y el infierno adentro de la mirada. Las llamas que suben hasta el cielo. Deberías poder ver el sueño y también la pesadilla. Sentir cómo el fuego hierve la sangre hasta que las venas explotan. Deberías sacudirte de agonía mientras la piel se achicharra, las uñas se derriten, la planta de los pies se carboniza. Deberias escuchar tus gritos como un eco lejano, como si fuesen de alguien más. Tal vez si te faltara el aire como a mí, si tuvieses que tragar hasta la asfixia el humo de tu propio cuerpo quemado... Tal vez entenderías que ningún dios aceptaría matar así en su nombre.

-----------------------------------------------------------------------------------

 

mantra

 

Ojalá que cuando venga sepa dejarme ir
alto y lejos hacia el infinito.
volar, verde y brillante
como una luciérnaga en la noche.

---------------------------------------------------------------------------------------

Nadie es inocente


Acá estamos, nosotros los superfluos.
Los frívolos hipersensibles.
Somos los adictos al reflejo 

Mostramos colorete por vergüenza
y cambiamos agua Evian por lágrimas.
Elegimos actuar en películas
en vez de vivir nuestras vidas. 

Inventamos las ficciones de otros
y nos horrorizamos con el horror
del que somos responsables. 

Nosotros los superfluos
tiramos la primera piedra
y escondemos la mano,
y olvidamos. 

 

Nos perdemos en un charco,
pero fanfarroneamos
con bucear en profundidades.

 

Nos convertimos
en tendencias de mercado
y en estrategias de mercadeo.
Y lo elegimos. 

 

Pero jamás admitiremos
que toda la agonía del mundo
es responsabilidad nuestra.

------------------------------------------------------------------------

Estafa

La página en blanco,
el fraude, la mentira.
El engaño de creer

que somos especiales. 

Ni vos, ni tu perro,
ni tu abuela, ni tu madre. 

Vamos en silencio,
desfilando por la vida
como tampones manchados
en un colegio de monjas. 

Somos fantasmas de la existencia,
testigos oculares no presenciales
de la ficción que (quienes la fabricamos)
llamamos realidad.

---------------------------------------------------------

Improvisación y etiqueta negra.

 

Suspiro nocturno
insomne suspiro
desganado, desvelado.

 

Mientras los hombres duermen
los felinos salen a cazar.
Buscan sueños y elegancia,
salvajes.

 

Cuando las cuerdas se rompen
el cielo azul parece negro
Y los cuerdos…
Los cuerdos nada tienen que hacer aquí.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Lúdico

Como un niño, Saturno juega con nosotros.
Nos arroja hacia arriba
para aplastarnos de nuevo contra el suelo
y proyectarnos hasta detrás de las nubes,
una y otra vez. 

 

Ríe con una risa infantil e inocente
al tiempo que destroza nuestros nervios
y nuestros corazones.  

Mientras, da vueltas alrededor del sol
sin importarle más que su propio calor
y las marionetas que lo entretienen.

Dejamos amablemente que haga lo que le plazca.
(Cómo si pudiéramos evitarlo)

 

No vaya a aburrirse
el pequeño Saturno
en su eterno giro.

---------------------------------------------------------------

Cabeza de radio

 

Las frecuencias electromagnéticas de las máquinas penetraron sus membranas celulares. Los estímulos y sus mensajes codificados afectaron sin remedio todo su cuerpo. Es que los cuerpos son, sin más, agua y, sobre todo, energía. Las ondas de radio funcionaron como un percutor sobre una bala y dispararon efectos secundarios nocivos y ocultos. Después de varios años metido en una especie de microondas gigante, su cerebro y los circuitos contenidos fueron adoptando nuevas formas. Las cosas que quería las fue olvidando una por una mientras aprendía a querer las cosas que querían los demás, sus amos más próximos. Sin darse cuenta, su estructura pensante se degeneró y terminó convertida en un radiotransmisor que recibía y ejecutaba las órdenes de otros. Sus deseos dejaron lugar a los comandos ajenos y terminó perdiéndose sin remedio, convertido en una especie de Golem del siglo XXI.

 

--------------------------------------------------------------------

La fortuna no es tu amiga y yo tampoco

 

Gira una y otra vez,
sobre sí misma y sobre la ruleta.
Negro, rojo, negro, rojo, negro, rojo…
No importa, va a salir un color
por el que no apostaste. 

 

El humo te consume
y el fuego consume tu cigarrillo.
Tu whisky barato no va a ningún lado
y vos tampoco. 

 

Si te va bien volvés en taxi.
Si no, vas a tener que caminar

 

Ya gastaste demasiada vida
pero ahora no podés parar.
Esta es tu racha, te decís
y la rueda va a girar sólo para vos. 

 

Pero deberías saberlo muy bien:
La órbita del mundo nunca te favoreció.
Si no, no estarías en el casino
a las 3 de la mañana de un jueves.

------------------------------------------------------------------------------

Sin remordimientos

Lo miró con atención pero sin dudar. Después de observarlo por varios minutos, aún más convencido de lo que hacía, extendió el brazo. Apoyó con suavidad el dedo índice y apretó el botón rojo.

---------------------------------------------------------------------------------

Agua

La ciudad estaba empapada y las luces de los autos iluminaban la tormenta. La gente corría como si más adelante no lloviera. Martín se movía por debajo de los toldos disponibles hasta que llegó a la esquina de Scalabrini Ortiz y Córdoba e hizo de un diario un paraguas para cruzar la calle. Trotó unos pasos, hasta que se dio cuenta de que su acción no tenía sentido y se detuvo para observar como se desplazaban los peatones. Los miró corretear inútilmente mientras refunfuñaban, quejándose en silencio, maldiciendo a la lluvia por interferir con sus importantísimas actividades.

Martín pensó en cómo habría sido antes, cuando el hombre no se concebía separado de la naturaleza, cuando la lluvia era simplemente lluvia. Le vino a la cabeza la imagen de un bosque tropical en el que un grupo de gorilas permanecían en calma mientras el agua caía del cielo.

Cuando dejó de pensar en llegar a algún lado, en no mojarse, en apurar el paso, entendió que sólo era un poco de agua cayendo en un día de primavera. Se relajó, levantó la mirada hacia el enorme cielo morado y disfrutó de la inmensidad del espacio.

La cadena de pensamientos se soltó y Martín dejó de habitar un universo de conjeturas. Su mente, dinámica e indeterminable como el agua, por un momento fue libre.

 

---------------------------------------------------------------------------------

Plegaria

Sálvame del silencio y la soledad.
Sé otra luz roja, titilando en el camino
para que mi vuelo nocturno sea pacífico
y aterrice bien.

----------------------------------------------------------------------------------------

1+1 = 2

 

si vos no te encontrás,
no importa a donde vayas.
nunca vas a estar

----------------------------------------------------------------------------------

 

Haiku.

Desprendida ya la flor del cerezo
Se desliza sobre un suspiro de viento
y baila desde el ocaso hasta el sin fin.

 

 


dynamos.wordpress

@tonypoett