trueno, la mente perfecta

 

 

He venido desde donde brota la fuente
a aquellos que se reflejan en mi
Y he sido encontrada entre quienes me buscan
mira hacia mi, tú que te has reflejado

Y quienes escuchan, escuchen

Aquellos que esperan por mi
Llevenme hacia ustedes
Y no me destierren de sus visiones
Y no hagan que sus voces me odien
y tampoco sus oídos.

En ningun momento
y en ningún sitio he de ser ignorada
Esten atentos!

Pues  soy la primera y la última
Soy la honrada y la despreciada
Soy lo sagrado y  lo profano
Soy la esposa y la virgen
Soy la madre y soy la hija
Soy partes de mi madre
Soy la esteril, y sus muchos hijos
Soy la de las espléndidas nupcias,
la que no ha tomado esposo
Soy la partera y la parturienta
Soy la calma en los dolores del parto.

Soy la novia y tambien soy el novio
Y mi esposo me ha engendrado
Soy la madre de mi padre
Y la hermana de mi esposo
Y el es mi descendencia
Y mi poder proviene de allí
Yo soy a vara de su poder
Y él es la vara del mio
Lo que comande sucedera.

Soy el silencio que es incomprensible
soy el pensamiento que con frecuencia aparece
Soy la voz cuyo sonido es complejo
Soy la palabra cuyo sentido es múltiple
Soy aquello que pronuncia mi nombre

 

 

 

Traducción libre de un fragmento del texto “Trueno, la mente perfecta”, encontrado entre los manuscritos de Nag Hammadi.

Numenia de ipomea - 2020.